Denuncian a Magrudis (La Mechá) por ocultar que seguían vendiendo chorizo y morcilla tras la crisis de listeria

El Ayuntamiento de Sevilla ha anunciado la noche del pasado miércoles que denunciará ante la Fiscalía a la empresa Magrudis, encargada de la marca La Mechá, por «ocultación de datos y falta de colaboración en la investigación que se está llevando a cabo con motivo de la alerta sanitaria por listeria monocytogenes».

La alerta saltó cuando el equipo de inspectores detectó en la fábrica el mismo miércoles albaranes de devoluciones de productos cuya distribución había sido ocultada por parte de la empresa y su administración. Los productos no se habrían incluido en la alerta sanitaria decretada por la comunidad autónoma por esta razón.

Los productos son chorizo, chorizo picante y morcilla, variedades que la empresa negó a la inspección que siguieran en el mercado. Hay que recalcar que toda la actividad de distribución de la empresa estaba paralizada y los productos retirados del mercado. Estas dos variedades de chorizo y morcilla, pese a no estar en la lista, han salido a la luz por las propias devoluciones de los distribuidores.

La investigación examinará ahora estos productos para determinar si están infectados. La carne contaminada hasta ahora viene de la carne mechá, el lomo al pimentón y el lomo al jerez.

Nos engañaron: un hilo viral desmonta la farsa sobre la apariencia de los dinosaurios

Ciudadanos se apropia de la reapertura de un estadio en Madrid rehabilitado por Carmena