Detienen a una sanitaria que robaba a los pacientes y trabajadores del hospital Gregorio Marañón de Madrid

La Policía Nacional ha detenido a una auxiliar de enfermería del Hospital Gregorio Marañón, contratada por la falta de personal en la pandemia, por robar las pertenencias de pacientes y compañeros, con lo que pudo realizar compras por internet de más de 1.000 euros.

La mujer, de 39 años, ya tenía antecedentes por hechos similares y está acusada de hurto, estafa y robo con fuerza. Trabajaba como auxiliar de enfermería en el Hospital Gregorio Marañón y fue contratada urgentemente por la falta de personal sanitario para hacer frente al virus.

La investigación se inició en el mes de julio tras una paciente denunciar que del bolso que guardaba en el armario de su habitación le habían sustraído sus tarjetas de crédito, dinero en efectivo y las llaves de su domicilio. La mujer pudo comprobar días después que le habían realizado cargos de más de 1.000 euros con sus tarjetas en compras por internet y que le faltaban piezas de tecnología y joyería en su propia casa.

A su vez, algunos sanitarios se dieron cuenta de que durante esas semanas les faltaba dinero en efectivo. Gracias a los testimonios de los empleados y víctimas, los investigadores pudieron apuntar como posible autora a esta enfermera, que aprovechaba los turnos tranquilos de la noche para cometer los delitos.

Así los agentes procedieron a su detención y en estos momentos se encuentra en disposición judicial.

El investigado de VOX por fraude millonario vuelve al partido como asesor en la Asamblea de Murcia

Un experto de Harvard explica por qué Nueva York lo ha hecho mejor que Madrid: 6.000 rastreadores vs 200