Dos vigilantes del Metro de Madrid, agredidos por viajeros que se negaban a usar mascarilla

Vigilantes del Metro de Madrid. Twitter

El uso de la mascarilla para prevenir contagios de Covid-19 ha suscitado de forma inesperada un fuerte rechazo entre un sector de la población, afortunadamente minoritario, que ha reaccionado en varias ocasiones con violencia para no ponérsela. Así, han resultado agredidos por instar a su uso policías, cajeras, camareras y hasta conductores de autobuses.

Ahora, han sido atacados dos vigilantes de seguridad del Metro de Madrid por personas que no querían colocarse el tapabocas, obligatorio desde el inicio de la pandemia, tal y como ha informado Comisiones Obreras (CCOO) en un comunicado.

La última agresión ocurrió este miércoles a última hora de la tarde. Un vigilante llamó la atención a un hombre en la estación de Alameda de Osuna. Este ignoró la petición y cuando el empleado insistió, el usuario le propinó varios golpes, provocando contusiones y una posible fractura de costilla. La Policía fue alertada, pero no pudieron localizar al agresor, que huyó de la estación tras el ataque.

El otro incidente tuvo lugar hace tres días en la estación de Simancas. Un trabajador y otro vigilante de seguridad tuvieron que ser atendidos tras ser golpeados por un viajero a causa del mismo motivo. En esta ocasión los trabajadores del Metro pudieron retener al agresor hasta que llegó la Policía y lo detuvo.

Un hilo viral desmonta definitivamente la relación entre nazismo y socialismo

Canadá recomienda practicar sexo sin besos y con mascarilla para evitar contagios