El jefe del caso Samuel: investigado por la Kitchen, niega homofobia y culpa a los videojuegos

Pedro Agudo, jefe de la investigación del asesinato de Samuel, ha asegurado durante una entrevista en Espejo Público que aún no consta la posibilidad de que la agresión recibida fuera homófoba, aún los gritos de «maricón de mierda» de los agresores y la conversación post-asesinato donde, una vez más, uno de ellos lo llamaba «maricón de mierda», y ha justificado que podrían deberse a la influencia de los videojuegos.

Agudo fue el exjefe de la Policía Judicial de Plaza de Castilla y apareció en varios mensajes mandados por el ex número dos del ministro del Interior, Francisco Martínez, había mandado en el marco de la operación Kitchen.

De hecho, el mismo policía, que ahora es jefe de la investigación del asesinato de Samuel, está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción número 15 de Madrid por haber cometido delitos de falsedad documental, denuncia falsa y revelación de secretos contra dos madres de Infancia Libre, presuntamente.

«Los agresores son gente normal que son capaces de eliminar a un ser humano de la manera más dramática. Nosotros tenemos las hipótesis abiertas. El principio de la agresión es que se trata de una violencia desmedida», aseguró.

«Estamos ante un problema de control social. Debemos estudiar a dónde va nuestra sociedad. Recuerden que, en el Fortnite, el juego al que juegan estos jóvenes, te dan bonos por patear una cara», dijo, sin ningún tipo de tapujo y negando sistemáticamente la creciente homofobia que sufre nuestro país.

Margarita Robles: «Me siento profundamente identificada con los valores que representa la monarquía»

Cadena perpetua por matar a golpes a su bebé porque «no paraba de llorar»