Iglesias exige a Sánchez el cierre de toda actividad no imprescindible

Pablo Iglesias. Youtube

Pablo Iglesias, vicepresidente segundo del Gobierno, ha exigido al jefe del Ejecutivo Pedro Sánchez una mayor restricción del estado de alarma ocasionado por el Covid-19.

Así, el líder de Podemos ha solicitado el cierre de toda activdad productiva que no tenga que ver directamente con la lucha contra el coronavirus.

En su rueda de prensa de este domingo, Sánchez transmitió que no está de acuerdo porque ya “estamos a la vanguardia con medidas durísimas, que están sufriendo los españoles en sus propias carnes”. Asimismo, considera que no es necesario restringir más porque se pone en peligro la recuperación que venga “tras este parón de enorme envergadura de la economía”.

“Es el coraje y no el miedo el que nos hace quedarnos en casa”, recalcó el presidente, “pero los efectos sociales y psicológicos de un mes de confinamiento en personas que viven solas, por ejemplo, serás enormes“.

Sánchez se ha escudado en “la OMS y nuestro científicos y técnicos, que son excepcionales” para respaldar sus decisiones políticas.

“Los españoles están mostrando gran disciplina, pero para defendernos en la guerra contra el virus estamos provocando un frenazo económico“, dijo el presidente, que no quiere que sea mayor. “Defendamos estas medidas, que son las más restrictivas de nuestro entorno, porque somos los más interesados en acertar con ellas para parar al virus y que el coste en vidas humanas, empleos y capacidad productiva del país sufran lo menos posible“.

Autonomías como Murcia o Andalucía ya solicitaban el parón total de las actividades, pero el Gobierno los desautorizó.

Esta decisión que el jefe del Ejecutivo se niega a tomar es la que ha acabado tomando el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, tras los enormes estragos de la enfermedad en el país transalpino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

España llega a los 514 fallecidos en un día y casi 40.000 contagiados por coronavirus

Una cadena de hospitales privados pide a sus trabajadores que se vayan de vacaciones para abaratar costes