Jubilados británicos causan el caos en Benidorm con noches de sexo, drogas y alcohol

Una señora de casi 60 años cuenta cómo pasó cocaína en un inhalador

Benidorm se está convirtiendo en un lugar donde los turistas jubilados van a revivir las doradas décadas de los 70 y 80 con noches de alcohol, sexo y drogas, según una investigación del medio Daily Mirror.

El diario denuncia que el famoso balneario vacacional español vive una invasión de gente que busca revivir sus hazañas de jóvenes, como cuenta el primer testimonio que recoge el reportaje: una señora de casi 60 años de Yorkshire que cuenta cómo ingresó cocaína de contrabando dentro de un inhalador sinusal mientras vestía una camiseta que ponía «Coke Whore».

Betty Thirwall, de 66 años, cuenta cómo en Benidorm «tienes de todo lo que puedas desear: sol, mar y alcohol. A la gente le encanta». La prostitución es uno de los puntos más fuertes del sitio, ofreciendo espectáculos de cabaret gratuitos por doquier y mujeres de Europa del Este que ofrecen sexo en la calle junto de los traficantes de droga, quienes no dudan en comerciar a plena luz del día.

«Todos los británicos congregan aquí (Calle Gerona) mientras que todos los turistas españoles se quedan con el casco antiguo, así que siempre ha parecido que mientras no afecte a las familias españolas, los británicos pueden cuidar de sí mismos, eso no es nada nuevo», cuenta un turista británico al medio.

Dos vigilantes de seguridad propinan una brutal paliza a un hombre negro en una estación de metro de Madrid

Un hombre mata de un escopetazo a su mujer, hiere a su hijo y luego se suicida en Burgos