Un hombre mata de un escopetazo a su mujer, hiere a su hijo y luego se suicida en Burgos

Era su último día de trabajo antes de comenzar su prejubilación

Un vecino del pueblo de Villagonzalo Pedernales, Burgos, asesinó de un disparo de escopeta a su mujer e hirió a su hijo de 29 años, quien se encuentra en estado de gravedad en la UCI tras la bala alcanzarle el cuello y afectarle a la médula espinal.

Rafael Velázquez, el asesino, se suicidó después de terminar el tiroteo, llevándolo a cabo el último día de su trabajo en una oficina bancaria de la capital burgalesa antes de comenzar su prejubilación.

Josefa Santos, la víctima mortal, conocida como ‘Pepi’ en el pueblo, tenía 55 años y trabajaba en el comedor del colegio público del municipio, y su muerte suma una más a las 36 por violencia machista en lo que llevamos de año y la 1.012 desde 2003.

Fue su otra hija de 34 años quien avisó a emergencias tras llegar a casa sobre las 13.43 y encontrarse los cadáveres de sus padres y a su hermano malherido sin moverse en el suelo en un gran charco de sangre, «más o menos consciente».

El subdelegado del Gobierno no tardó en explicar que el asesino era cazador y tenía los permisos en regla para poseer el arma de fuego. También aseguró que no habían denuncias previas y que la hija del matrimonio «no pudo contar ninguna situación problemática en casa», metiéndose este caso en el 79% de asesinatos machistas que se producen sin que la mujer haya denunciado previamente: el miedo al agresor, a no ser creídas y el efecto sobre sus hijos frenan a las víctimas.

El Consistorio ha decretado tres días de luto oficial y ha convocado una concentración para este jueves a las 12.00.

Jubilados británicos causan el caos en Benidorm con noches de sexo, drogas y alcohol

Recuperan un tuit antiguo de Javier Maroto (PP) que resume su hipocresía sobre «los que se empadronan irregularmente»