La borrasca Gloria hunde tres kilómetros de tierra bajo el agua en el delta del Ebro

Catástrofe del delta del Ebro. Satélite Copernicus víaTwitter

El delta del Ebro, conocido por ser uno de los hábitats con mayor diversidad natural de Cataluña y de la costa Mediterránea, ha sido muy sacudido por la borrasca Gloria. En unas horas, el agua se ha tragado hasta hacer desaparecer 3 kilómetros de tierra: 3.000 hectáreas de arrozales, pasarelas y playas.

El satélite Sentinel1 de Copernicus ha permitido comprobar con exactitud los estragos. En poco más de una semana, el delta ha sido engullido casi completamente por el agua.


Francesc Vidal, director del Parque Natural del Delta del Ebro, ha asegurado que aún es pronto para evaluar los daños, pero que la “situación es bastante dramática desde el punto de vista medioambiental”.

“Estamos viendo que cada vez el delta es más frágil y hay una regresión de la franja costera que antes actuaba como barrera. Las playas se están perdiendo por la falta de sedimentos”, ha añadido. No obstante, no se muestra del todo pesimista, ya que considera que la situación “no es irreversible” si se gestiona con rapidez.

Una de las tareas más importantes ahora será bombear el agua salada de los arrozales para preparar la tierra para los cultivos.

Un reportero de La Sexta se queja en Twitter del trato a los periodistas durante temporales

El Gobierno eleva el salario mínimo a 950 euros