La aceptación del porno es resultado de una sociedad acrítica y falsamente revolucionaria

Os sugiero mirar el vídeo de Amarna Miller y luego, leed el texto.

Empecemos con algo simple y con el típico pretexto para justificar la existencia de la pornografía.

Haciendo un análisis breve, en un esquema de pensamiento muy sencillo y vacío, siempre encontramos los típicos argumentos como: es trabajo, es cine, es cultura, es una fantasía, es erotismo, es arte y si estás en contra, estás en contra de todo lo anterior.

Por tanto, eres una especie de «moralista reprimido» que merece una reprimenda por intentar suprimir de la sociedad: la híper sexualización de la mujer, la cultura de la violación y de la pederastia. Además de eso, debes entender que es una industria preciosa y maravillosa, que no tiene nada que ver con la cultura patriarcal y que además, los deseos deseos son y no hay que darle más vueltas, porque si los tenemos será por algo y hay que aceptarlos porque lo dice Amarna Miller de forma totalmente desinteresada. No es que ella se dedique a eso.

Empecemos en serio.

¿El porno es cine? La pornografía es cine, obviamente. No lo niego, pero al igual que tampoco niego que el trabajo infantil sea trabajo. Creo que deberíamos dejar de usar la “profesionalización” de ciertas cuestiones para legitimarlas.

Puede ser cine, arte, cultura, erotismo y fantasía y seguiré estando en contra.

Esgrimo un argumento descontextualizado, aunque confunda, para que no nos vayamos por las ramas. No hay que confundir Feminismo Radical con alguna clase de extremismo. No hay ninguna acepción o connotación negativa en el feminismo. Sería como si alguien dijera: “a este no le escuchéis, que es un pacifista extremista”. Radical como acepción de “raíz”.

¿Por qué explico esto?

Porque no hay nada de extremista en estar en contra de la pornografía. Nada.

El análisis feminista no se ubica en lo superficial. No hace un análisis de cómo funciona la industria, cómo funciona un rodaje, cómo trabajan los actores y las actrices y hasta podría decir que me puede llegar a parecer, en cierto modo, interesante.

No odio a las actrices porno, ni a los actores, ni el cine, ni la ficción, ni el arte. No odio, critico, porque una sociedad acrítica es corrupta, manipulable y dócil. Me niego a serlo. Así que a riesgo de ser atacado, la critico, porque si no es un Trabajador Social quien critica a la sociedad ¿quién lo hará? (que pureta me pongo a veces)

La pornografía es una industria que vende sexo. Sin embargo, en un contexto social en que la violencia estructural hacia las mujeres en gran parte es sexual, puede generar contextos en los cuales se banalice la propia o nos podamos encontrar ciertas tipologías de la pornografía, que a mí particularmente me preocupan. Sobre todo en el desarrollo de la sexualidad masculina y su propia socialización.

En un contexto en el cual, desde el punto de vista social, cultural, político, económico y hasta lingüístico, la mujer -como categoría- es sexualizada a temprana edad, es cosificada como tal como una cosa de la que disponer a voluntad en todos los contextos, puede ser comprada solo en la categoría sexual o alquilada en la categoría reproductiva y además, la mujer es objeto pasivo en cualquier relación. No es menos cierto que la industria del porno, al ser un mercado, debe ofertar unos contenidos asociados a la demanda, sino se arruinaría.

En toda la historia, la mujer ha sido objeto de sexualización y cosificación. En todos lugares, desde la novela pre romántica hasta un anuncio de colonia del año 2017. Es innegable el concepto socio cultural de la mujer.

Si esa es la concepción sexual de la mujer, sin duda, nuestros deseos sexuales recorrerán esa socialización y por tanto, nuestra demanda de sexo irá en esa línea.

Si además el modelo de capital nos permite acceder a un recurso industrial ubicado en la compra-venta de sexo, es ese mismo sistema económico que nos permite culminar los deseos sexuales construidos por la sociedad. Es decir, hay un encaje estratégico entre el modelo económico y social.

Al final, no es más que una retroalimentación del sistema. Quieres pornografía hardcore y el mercado te lo dará, porque es rentable. De no serlo probablemente sería perseguido.

¿Cuál es el problema fundamental de la pornografía? Toda la conjunción de lo anterior, aunando la adquirida violencia al sexo. Que el sexo y la violencia son dos paradigmas inseparables se constata observando los niveles de demanda de pornografía, los niveles de demanda de prostitución, las tipologías de pornografía y las exigencias del comprador de prostitución y sus consecuencias derivadas.

Alerta, eliminando la violencia de la pornografía, no eliminas el problema. Te cargas la demanda y la industria. Sin más. El problema sigue en el mismo lugar.

Es una realidad como un templo que la sexualidad masculina está socializada como un ejercicio de dominación, relaciones sexuales autocomplacientes y por tanto, egoístas. Eso que acabo de decir, dudo que alguna mujer me lo pueda negar. Los hombres probablemente sí me lo negarán. Es gracioso verlo.

¿Cuál es el papel del hombre y de la mujer en una relación sexual en la pornografía?

Ella tiene un papel de jovencita, alumna despistada, sin voluntad, tonta, híper sexualizada, infantil, virgen pero experimentada (lógica aplastante) y demás. Al final no es más que la máxima representación de la vulnerabilidad y de la voluntad alienada, sería como un “dejarse llevar”. Sin embargo, los hombres son profesores, jueces, policías, bomberos, hombres con traje, fuertes, maduros, experimentados, machos, musculados y demás. Que en realidad, representan la fortaleza y el control.

También hay casos de jerarquías femeninas, pero son completamente estereotipadas, sexualizadas, cosificadas y además, la relación suele iniciarse en un contexto de desaprobación de su liderazgo como si el alumno castigara a su profesora, en el caso de los hombres es al contrario, después de una bronca, él la castiga con sexo.

Lo que quiero decir es que ocupe el espacio que ocupe la mujer, siempre es cosificada y sexualizada. Ya sea porque cumple su rol o porque no lo cumple y puede ser cuestionada. Es evidente que las mujeres en lugares de poder son más cuestionadas y con mucha más frecuencia. Además del comportamiento asociado a la crítica, suele ser más disruptivo, más impulsivo e irracional.

Si una jefa da ventajas a las mujeres de cara a la crianza en el lugar de trabajo, es porque es una feminista radical, que entiende mal el feminismo o simplemente quiere la supremacía hembrista. Sin embargo, si lo hace un hombre es progre, feminista de verdad o como las de antes, porque respeta la maternidad y sus “complicaciones” o porque simplemente entiende las desventajas de la crianza, tiene un carácter empático súper desarrollado impropio de los hombres y una inteligencia emocional que no tienen los demás. Más allá de eso, continuamos con la pornografía.

La relación sexual consta de sexo oral para él media escena, sexo oral para ella lo justo para la penetración y no se trata de placer, sino de enfocarla a ella como grita, llora, se le corre el rimmel y es constantemente golpeada, pisada, escupida, asfixiada, incluso arrastrada por el suelo o colocada de tal forma, que además de doloroso, impide control sobre la relación sexual, que es el mensaje que quiere transmitirse. Yo te follo y tú eres follada, es decir, se construye intencionadamente una relación desigual.

Por no decir que la mayoría de relaciones sexuales son sin condón ni lubricante, vaginal y analmente. Desde aquí se podrían explicar perfectamente las exigencias constantes de los hombres a hacerlo sin preservativo.

Y esto es un vídeo normal y corriente.

Si queréis podemos hablar largo y tendido de la demanda mayoritaria de porno. Porno súper small, que es nada más y nada menos que una escenificación de la pederastia. Una joven de entre 18 y 20 años que finge tener 15 vestida como una de 12, teniendo sexo con su profesor de 40 años porque ella va provocando y él no se ha podido resistir. Y sí, es un problema que a un hombre le atraiga la infancia en cualquier categoría, incluso en una teatralización.

Porno absolutamente racista, hombres blancos teniendo sexo con latinas, negras y siendo vejadas brutalmente, insultadas por su raza y además en contextos de supremacía. Tiene que ver con la concepción colonial y sobre todo con el “exotismo” negro. La híper sexualización de la raza negra es brutal en todos los medios. Ya sea la industria de la moda o en cualquier sector del mercado.

Porno de violación, que consiste en que -en teoría- una mujer escenifica una violación. Y digo “en teoría” porque no en todos los casos es una teatralización, hasta en el porno mainstream encontramos casos de abusos sexuales o violaciones.

De hecho, hay un montón de actrices que dicen haber sido violadas en medio del rodaje, porque el propio director les encomendó a los actores sobrepasarse para que la escena de violación fuera más real. Todo por el arte cinematográfico. Películas porno, por cierto, comercializadas por Brazzers.

Y la nueva moda, porno con embarazadas y gangbang con mujeres que acaban de parir. Este tipo de porno se está haciendo tan común, que antes solo lo encontrabas en la Deep Web, pero ahora lo puedes encontrar en páginas porno a las que te redirige Google.

Por tanto, hay una clara disposición a sexualizar la maternidad, la jerarquía, las razas, los ciclos vitales, los cuerpos, la violencia y la sexualidad de las mujeres, en todos los contextos. Ya sea una empresa, un instituto, una tienda de ropa, un restaurante, en la calle, en un taxi, en un autobús, en una biblioteca y añadiendo el llamado: “morbo” que a veces se usa para legitimar conductas parafílicas muy peligrosas, que en algunos casos –de llevarse a la práctica- tendrían consecuencias penales.

Se sexualiza hasta lo indudablemente criminal. Un grupo de hombres que entran en una vivienda para robar y acaban teniendo sexo con la propietaria, hija y demás. Sin mencionar que en algunos casos hasta el hijo y el marido se unen a la violación.

A veces, parece que usan el código penal para escribir el guion cinematográfico y por cada delito, montan escenas sexuales. El problema es que el sexo siempre se ve desde la categoría de la diversión, el ocio y el disfrute. Al final, nos damos cuenta que la industria del porno no solo pretende fomentar el sexo violento de una manera elefantiásica y al tiempo, manteniendo ese falso epicureísmo, sino con el objetivo de construir fantasías más y más parafílicas para llegar al máximo de demandantes posible, no solo de desarrollar las ya existentes en nuestra mente colmena. Recordad, es una empresa.

Si una violación callejera gusta, tal vez, también guste una violación a través de un secuestro y hasta puede resultar más morboso, que el hijo y el padre entren en ese juego de violencia sexual. Porque ¿a quién no le gustaría violar a su mujer y a su hija en presencia de unos secuestradores? (ironía)

Lo que yo me pregunto es si la socialización y la normalización de las fantasías traen consecuencias, no como origen del problema, sino como una retroalimentación del sistema sexual y normativo.

Hay hombres que me han preguntado qué tiene de malo que les atraiga que sus novias se vistan con ropa escolar, que actúen de alumnas, animadoras o performen una relación casual con una chica que ha perdido el autobús, con promesas de ayudarla, cuando en realidad su objetivo es meramente sexual. Y yo les contestaba que era un reflejo de su predisposición al placer sexual con contenido infantil. A lo que siempre me respondían, generalmente a gritos o a la defensiva: “¡Yo no soy un pedófilo!”.

No, no eres un pedófilo. Simplemente eres un hombre que forma parte de una socialización del sexo igual violencia, que abraza con sus tentáculos cualquier lugar en el que una mujer o una joven estén presentes en nuestro imaginario, sexualizándolo y que además no tienes ni la más mínima intención de modificar tus pautas de deseos. Cuando un deseo sexual no se puede materializar, es porque tenemos pensamientos delictivos o que merman derechos de terceros. Por tanto, ese pensamiento debe ser sustituido o deconstruido, porque de llevarlo a la práctica incurres en un delito y de no practicarlo puede generar cierto nivel de insatisfacción sexual. A esas construcciones sexuales ilegítimas las denominamos: cultura de la pedofilia y de la violación.

El sexo es salud, siempre que su concepción también lo sea.

¿Cómo pensáis que puede influir en su socialización a un chico de 14 años que consume estas tipologías de pornografía respecto a las mujeres?

¿No pensáis que extrapolará alguien a la realidad sus fantasías sexuales?

Si no es un problema de sexualidad y de masculinidad ¿cómo explicamos los datos de acoso, abuso y agresión sexual? El 99’99% de agresores sexuales son hombres.

¿Cómo explicamos que una industria que va a satisfacer los deseos sexuales masculinos, la más rentable del planeta y la que mueve más capital, tenga una demanda masculina y mayoritaria de relaciones sexuales violentas?

¿De verdad alguien piensa que una violación es deseada? ¿Nos damos cuenta que confundimos relaciones deseadas y las indeseadas?

¿Cómo lo explicamos si el problema no somos nosotros y nuestra óptica, enfoque y perspectiva de la sexualidad humana?

La pornografía no es el problema, es la consecuencia de una consecutiva socialización del machismo que difumina la clara línea entre algo deseado e indeseado, entre algo consentido o no consentido, entre la voluntad propia y la voluntad alienada o la ausencia de voluntad. Incluso con la capacidad generacional de consentir.

Pensar que podemos disponer del sexo a nuestro antojo, de las mujeres en diversas categorías sexuales, raciales y prácticas sexuales y de exigir relaciones sexuales violentas con una mirada acrítica y normalizadora, es el problema y forma sin duda una parte sustancial del catálogo de conductas del ideario colectivo de la masculinidad.

Hay algunas personalidades que consideran que el deseo es algo relativo, que no depende de nada más allá de la individualidad o por el contrario, opinan que el deseo es construido socialmente y que por tanto, no está mal. Si Anthony Giddens levantara la cabeza.

Yo no digo que esté mal o bien tener una fantasía o un deseo sexual en el cual eres violado o violador. Lo que digo es que ese deseo nace de un paradigma en el cual influye la normalización del abuso sexual, la cosificación sexual y la violencia mimetizada con el sexo. Todo eso, merma derechos. Me da igual si está bien o mal, esos son conceptos más bien religiosos. Yo hablo del cumplimiento de todos los derechos de forma simultánea y cualquier actividad, que en su naturaleza práctica conculque derechos, no es legítima.

Esas últimas ideas nacen de un modelo social machista, que representadas políticamente pueden entenderse como válidas. Si deseas violar, aunque sea solo un deseo y nunca llegue a materializarse, no es algo bonito, no es algo que debas fomentar, no es algo en lo que uno deba regocijarse, ni utilizar diversas vías de consumo sexual para apaciguar sus impulsos, es un problema para tu sexualidad, tu vida y para la vida de muchas mujeres.

Si legitimamos el deseo de violar, no legitimamos la violación per se, pero sí una lógica opresiva. En realidad, lo único que cambiamos es el contexto, no el ejercicio de violencia. Es una fantasía porque es inmaterial, pero es verosímil.

Lo que se relata en la mente de un hombre que desea violar, es exactamente el mismo sistema de pensamientos de un violador. La diferencia es que no lo lleva a la práctica.

Legitimar el porno de violación, no es legitimar las violaciones, pero sí la lógica de los violadores. Del mismo modo, que el porno de simulación pederasta, no es legitimar la pederastia, pero sí la lógica pederasta. Fundamentalmente porque lo deseas, pero te parece inmoral.

Por tanto, podemos llegar a la lógica de que abusar de una niña de 14 años no es legítimo, pero el deseo de hacerlo sí y por tanto, tienen derecho a cumplir ese deseo.

¿De verdad alguien cree que entrar en la mente de un violador o de un pederasta es sexualmente sano?

No se puede luchar contra un sistema de pensamiento machista si legitimamos ese mismo pensamiento solo en casos en los que no haya peligro. Que además, es relativo ese peligro, porque formas de violación hay muchas y no todas son reconocidas ni penadas.

Con eso no estoy diciendo que tengamos que negarnos a nuestros deseos, porque todos tenemos un desarrollo de la sexualidad viciado por el contexto y no lo estoy criminalizando como si estuviéramos todos locos, solo sugiero una vida sin autocomplacencia, de autocrítica y de cambios que pueden mejorar la vida de muchas personas. Nada más.

Si el sexo es diversión y el sexo violento es legítimo, el sexo violento también es diversión. Por tanto, negarte a él o criticarlo, te convierte en algo así como en un agente antisocial contra la diversión, contra lo que te genera bienestar y te llena como ser humano.

Al final, los que no bajamos la cabeza ante un ideario sexual que tiende a la violencia, somos catalogados de seres no pasionales, sin vida, aburridos, desgastados y sin inteligencia afectivo sexual, que estamos bajo los dogmas de no sé qué creencias religiosas que nos oprimen.

La híper sexualización no es lo contrario a la represión sexual. Son dos formas de dominación.

Cuando domina cualquier ideología de la represión humana, la creencia instalada por la represión de aquello que era catalogado de transgresor o revolucionario es siempre la respuesta al cambio social necesario, es una falacia en sí misma. Ya que ambos bloques ideológicos usan al contrario para deslegitimar cualquier idea que no sea la propia y también para existir.

Al final, el represor te llamará: “libertino” por mirar pornografía y el liberador: “moralista” por criticarla. Dos expresiones de un mismo paradigma que han servido para amortiguarse ideológicamente sin resultados.

La represión sexual y la híper sexualización son cárceles, pero solo la segunda tiene las puertas abiertas, esa es la razón por la que puede parecer liberador. No hay transgresión en desear una violación, es el mismo patriarcado de siempre, con purpurina

Es mucho más complicado explicar por qué la sociedad tiene que recapacitar sobre sus pautas, sus costumbres, sus tradiciones. Repensar las relaciones interpersonales. Reflexionar sobre los límites de la economía, sobre el sexo y el origen de nuestros deseos. Y lo más complicado, casi imposible, hacer autocrítica sin pensar en la autocomplacencia típica del egoísmo más humano.

Lo verdaderamente revolucionario es criticarlo todo con un objetivo a gran escala, que pretenda construir -por seguro- unos pilares sólidos para la reconversión a una sociedad totalmente saludable.

Si hablamos en términos de economía. Una actriz o actor porno, no se pueden comparar con un panadero o con un cocinero de un restaurante de comida rápida, fundamentalmente porque un actor porno es trabajador y también producto. En el caso de un cocinero, es solo trabajador, el producto es la comida. Cosificar una cosa, no es insano.

Si entendemos que una persona puede ser producto de una dinámica empresarial, obligatoriamente estamos cosificando. Es decir, estamos convirtiendo en una «cosa» algo que es un ser humano y lo reconvertimos en un producto. Por tanto, es un trabajo, es cine, incluso puede ser arte, pero las dinámicas de esta rama de la economía evidentemente deshumanizan el trabajo por su naturaleza práctica en el momento en que eres trabajador y producto.

Un trabajo que deshumaniza, que cosifica, que cubre la demanda exclusiva de los deseos violentos de la masculinidad y que pretende exaltar el sexo como un ejercicio de violencia legítima, jamás puede promocionar la igualdad, por tanto ¿porno feminista?

La economía tiene límites y debe tenerlos. Sino caemos en la idea neoliberal de que todo es un producto de consumo, de que todo se puede comprar y vender. Es más difícil explicar los límites de lo que puede ser trabajo y lo que no, que hacer una enmienda a la totalidad hablando de libertad, cuando en realidad lo que se pretende es una cárcel con las puertas abiertas y mucha purpurina para defender el mismo sistema social.

Y recordad: «No es saludable estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma” (Krishnamurti)

Antoni Miralles Alemany

Trabajador Social y Escritor

 

OTROS ARTÍCULOS DE INTERÉS: Violaciones consentidas (pincha aquí)

 

PD: Este es un vídeo al que podéis acceder para poder ver el «enfoque» sobre una violación que da Torbe para probar que no es una violación, sino que la chiquilla es un poco fresca.

Un productor y director de pornografía que fue detenido por grabar y distribuir pornografía infantil en la que él abusaba sexualmente de menores. Con todo su criterio, defiende a «La Manada», ese grupo de jóvenes que violó a una joven en los San Fermines, porque por lo visto hay dudas. Mirad el vídeo.

Aquí la noticia de la detención

29 Comentarios

  1. I am the proprietor of JustCBD Store brand (justcbdstore.com) and am aiming to grow my wholesale side of company. I really hope that anybody at targetdomain can help me ! I considered that the most ideal way to do this would be to connect to vape stores and cbd stores. I was hoping if anybody at all could recommend a dependable site where I can get Global Vape Shop Database I am currently examining creativebeartech.com, theeliquidboutique.co.uk and wowitloveithaveit.com. On the fence which one would be the most ideal solution and would appreciate any guidance on this. Or would it be simpler for me to scrape my own leads? Suggestions?

  2. Great web site you have got here.. It’s hard to find good quality writing like yours nowadays. I really appreciate people like you! Take care!!

  3. Hi, I do think this is an excellent blog. I stumbledupon it 😉 I am going to come back once again since i have book-marked it. Money and freedom is the greatest way to change, may you be rich and continue to guide other people.

  4. I blog frequently and I truly appreciate your information. The article has truly peaked my interest. I am going to bookmark your blog and keep checking for new details about once per week. I opted in for your Feed too.

  5. Nice post. I learn something new and challenging on sites I stumbleupon on a daily basis. It’s always exciting to read through content from other writers and use a little something from their websites.

  6. An intriguing discussion is definitely worth comment. I think that you should write more on this subject matter, it might not be a taboo matter but generally people don’t talk about these subjects. To the next! Kind regards!!

  7. Nice post. I learn something new and challenging on blogs I stumbleupon everyday. It will always be exciting to read through content from other authors and practice something from their websites.

  8. When I initially left a comment I seem to have clicked the -Notify me when new comments are added- checkbox and from now on whenever a comment is added I receive four emails with the same comment. Perhaps there is an easy method you are able to remove me from that service? Many thanks!

  9. A fascinating discussion is worth comment. There’s no doubt that that you need to write more about this subject, it might not be a taboo subject but usually folks don’t discuss such issues. To the next! Kind regards!!

  10. I blog often and I really thank you for your information. Your article has truly peaked my interest. I’m going to book mark your blog and keep checking for new information about once a week. I opted in for your Feed as well.

  11. An outstanding share! I have just forwarded this onto a friend who was doing a little homework on this. And he actually ordered me dinner due to the fact that I found it for him… lol. So allow me to reword this…. Thank YOU for the meal!! But yeah, thanks for spending time to talk about this matter here on your web site.

  12. After looking into a handful of the blog posts on your website, I really like your way of writing a blog. I added it to my bookmark webpage list and will be checking back in the near future. Please check out my website as well and tell me how you feel.

  13. Next time I read a blog, I hope that it does not fail me as much as this particular one. I mean, I know it was my choice to read, but I actually thought you would probably have something helpful to say. All I hear is a bunch of whining about something that you could possibly fix if you were not too busy searching for attention.

  14. Having read this I believed it was very informative. I appreciate you taking the time and energy to put this informative article together. I once again find myself personally spending a lot of time both reading and posting comments. But so what, it was still worth it!

  15. You made some good points there. I checked on the net for more information about the issue and found most people will go along with your views on this site.

  16. Oh my goodness! Awesome article dude! Thanks, However I am encountering issues with your RSS. I don’t know why I can’t subscribe to it. Is there anyone else having identical RSS issues? Anyone who knows the answer can you kindly respond? Thanx!!

¿Vuelve la Game Boy?

Los Javis y su emocionante discurso