Se filtra la conversación que prueba que GH no avisó a la víctima de que le iban a enseñar propia violación

Ayer os contábamos cómo el programa Gran Hermano obligó, sin dar previo aviso, a Carlota a ver un vídeo de la violación por la que más tarde abandonó la casa y su agresor fue expulsado. Hoy os traemos la transcripción que prueba que el programa no le avisó en ningún momento de que iba a ver su propia violación.

La conversación transcrita es exclusiva de laSexta, y sen ella se puede ver como el ‘Súper’ (intermediario entre el programa y los concursantes) llama a Carlota al confesionario y le comunica que «van a ponerle unas imágenes para que las puedas ver», mientras le piden que se siente. Tras esto, en la ignorancia de qué se trata, Carlota presencia obligada su propia violación, por lo cual se pone a llorar y sufre un ataque de ansiedad.

  • Súper: «Carlota, siéntate por favor»
  • Carlota: «¿Con esto o dejo esto aquí?»
  • Súper: «No, no deja eso»
  • Carlota: «Vale»
  • Súper: «Carlota, queremos comunicarte que, tras haber observado unas imágenes de ayer por la noche hemos decidido expulsar a José María»
  • Carlota: «¿Qué? (…) ¿Qué?»
  • Súper: «La organización no puede permitir que ciertas actitudes y comportamientos tengan lugar en este programa Carlota»
  • Carlota: «¿Cómo que habéis expulsado a José María? ¿Pero qué ha pasado?»
  • Súper: «Es una decisión que no tiene vuelta atrás»
  • Carlota: «¿Pero qué dices? A ver, ¿es broma?»
  • Súper: «Vamos a ponerte una imágenes para que las puedas ver… solamente las vas a ver tú… Carlota, siéntate por favor»
  • Carlota: «¿Esto se ha emitido?»
  • Súper: «No»

La víctima pidió en repetidas ocasiones que quitaran el vídeo y que la dejaran salir del habitáculo, pero el programa se negó en rotundo en todas ellas. Además, el Súper intenta silenciar el abuso: «Carlota, este tema, por José María y por ti, por el bien de ambos, no debe salir de aquí».

Villegas abandona la dirección de Ciudadanos tras el batacazo del 10-N

Vídeo | El emocionante rescate de un koala quemado en los incendios de Australia