Un vídeo denuncia la morbosa sed de los periodistas con el caso Julen al intentar grabar su extracción

El equipo de rescate tuvo que usar láseres para que los medios respetaran la privacidad de la familia

No son pocas las quejas por la violación de privacidad que cometieron los periodistas encargados de cubrir el suceso de Julen contra la familia del pequeño. Ayer mismo hablábamos de cómo la CAA iba a investigar la posible violación de derechos fundamentales cometidos por los medios que trataron el caso.

Hoy nos despertamos con la triste noticia de que el cadáver del pequeño fue por fin hallado al fondo del pozo, y algunos fotógrafos y cámaras que andaban en la zona del rescate intentando grabar el momento de la extracción del cuerpo han denunciado que se les apuntó con un láser desde la zona de trabajo para perservar la intimidad de la familia.

«Hasta este punto, los equipos de rescate del pequeño Julen han intentado perservar la intimidad de cuando lo sacaban del pozo apuntando con luces láser a los periodistas y fotógrafos», denunciaba en un tuit @MonicaLimoni, invitando a reflexionar a los periodistas encargados de cubrir el suceso.

 

El tuit provocó una gran cantidad de variadas reacciones, casi todas aplaudiendo el inteligente método usado por el equipo de rescate:

 

En investigación este macabro hallazgo en unos calcetines de Primark

Pedro Sánchez pone contra la pared a Maduro: reconocerá a Guaidó si no convoca elecciones en ocho días